Pan de Cea, alimento del Camino del Sudeste una vez pasado Ourense

03/11/2017 18:07

cea

Una vez que se deja atrás Ourense en el Camino del Sudeste (mal llamado Vía de la Plata) espera una larga subida, primero intensa y luego más suave, pero sin detenerse. La parada siguiente va a ser San Cristovo de Cea, una aldea pequeña con dos puntos de interés: el santuario de Nosa Señora da Saleta (foto inferior) en la salida hacia el monasterio de Oseira y la plaza, punto de reunión del vecindario. Pero además el peregrino va a encontrarse con algo muy peculiar: aquí y allá están homogéneamente señalizados casi una veintena de hornos de pan. Y es que el pan de Cea es uno de los que gozan de mayor reputación en toda Galicia. Es Indicación Geográfica Protegida y cuenta con su propia web.

Ese pan se define como un producto que se elabora con harina de trigo, con adición de agua potable y sal, al tiempo que se le añade, para su fermentación, masa madre procedente de una elaboración anterior. El amasado se lleva a cabo en varias etapas, siguiendo las técnicas ancestrales de la zona, mediante un laborioso proceso en el que no entran las máquina. Por último, la masa se cuece en hornos de piedra granítica de diseño característico que son previamente calentados con leña.

El pan de Cea presenta una forma alargada y arredondeada en los extremos, con una grieta transversal característica en el cetro de su parte superior, la cual divide el pan en dos partes iguales. La corteza es gruesa y de espesor variable, incluso en la misma pieza, oscilando aproximadamente entre el medio centímetro y el centímetro, con una consistencia dura y rígida, color desde dorado a castaño oscuro. La miga tiene textura esponjosa, fibrosa y firme.

La Peza o Poia pesa entre 1 y 1,2 kilos, y la Media Peza o Molete, sobre 0,5 kilos.

saleta

 

 

Escribe un comentario


*

Other News