Nicola Albani, un aventurero italiano en Santiago de Compostela

15/04/2015 4:43

ruina

Sirviente y secretario de nobles y prelados (Melfi, Italia 1714-?). Peregrina a Santiago en 1743 y 1745. Este animoso italiano,natural de la ciudad de Melfi, a unos 100 km al sudoeste de Nápoles, es autor del más amplio y revelador relato de la literatura odepórica jacobea del siglo XVIII conocido hasta ahora. Se trata de la «Veridica istoria o’sia Viagiio da Napoli à san Giacomo di Galicia», un manuscrito en el que Albani, mitad devoto y sincero peregrino, mitad aventurero y pícaro necesitado, narra su experiencia peregrinatoria y vital, Camino de Ssantiago, por Italia, Francia, España y Portugal. Albani parte de Nápoles a principios de junio del año 1743, pasa por toma, donde obtiene del Vaticano un pasaporte para su peregrinación, y llega a Santiago en noviembre de ese año, tras detenerse, de camino, en numerosas ciudades y santuarios italianos, franceses y españoles. Desde Compostela continúa su viaje por el Camino Portugués hacia Lisboa. Vuelve desde esta ciudad a la urbe santiaguesa en enero de 1745 para ganar eljubileo -fue año santo- regresando unos días después a la capital portuguesa, desde cuyo puerto embarcará para Italia a finales de junio. El manuscrito de Albani, dividido en dos tomos, tiene más de 600 páginas y se completa con varias ilustraciones alusivas al viaje. Escrito con sencillez y gran sentido práctico, resulta imprescindible para entender la continuidad de la peregrinación jacobea en el siglo XVIII, a pesar de su prolongada crisis, surgida con la expansión europea de la Reforma protestante, entre otros poderosos condicionantes a los que el italiano es ajeno. Destaca la detallada y emocionada narración que realiza de Santiago durante su primera estancia (1743), resaltando la notable afluencia de devotos de distintas nacionalidades que descubre en la ciudad y la descripción de la catedal y de su ritual de peregrinos. Más allá de la fecha de su nacimiento en Melfin, entonces Reino de Nápoles, no se conocen más datos de Albani que los que él mismo incluye en el manuscrito. Explica su trabajo para varios relevante señores italianos y como, estando al servicio del arzobispo de Capua, conoce a dos peregrinos toscanos que acababan de volver de Santiago. Lo que le narran entusiasma al joven Nicola, de 28 años.

«Soltero, sin pasión ni carga ninguna, y gustando mucho de andar por el mundo, decidí hacer también yo el mismo viaje», cuenta en su relato. y va explicando paso a paso su experiencia, dejándose llevar más por sus deseos de ver mundo que por la búsqueda del camino más rápido para llegar a Santiago. Una vez en España, tras entrar en la Península por Figueres, Cataluña, seguirá el Camino Francés desde Sahagún, León.

 

 

 

Escribe un comentario


*

Other News