La solidaridad es el principal valor contra la amenazante turismofobia

29/09/2019 18:26

tur1
No hay una encuesta seria sobre cuáles son los valores de los Caminos de Santiago. Pero todos los estudiosos del fenómeno jacobeo ponen como primera la solidaridad, “que ya existe y sin interrupción desde los tiempos medievales”, dice Jorgen Christensen desde Oslo. Galicia combate la turismofobia –que no ha llegado a la comunidad- de una manera preventiva evitando grandes aglomeraciones que puedan molestar a los residentes. Y lo hace con dos estrategias: la descentralización y la desestacionalización.

Para citar un ejemplo, el indicador que mide las plazas hoteleras por cada 100 habitantes muestra que el municipio con una mayor oferta en relación a su población es Mondariz-Balneario, debido al impulso del turismo termal. Es decir, fuera por completo del circuito veraniego.

Más ingresos y más competitividad

En conjunto, el sector hotelero gallego aumentó un 10,2% sus ingresos durante el primer semestre del año en curso, superando la cifra de los 118 millones de euros, algo que demuestra que Galicia tiene un sector más rentable y competitivo, capaz de generar más empleo de calidad durante todo el año y en toda la comunidad.

De mantenerse esta tendencia, finalizaría el año superando el volumen de negocio del año pasado, cuando rozó los 300 millones de euros de ingreso, un 38% más que hace un lustro. La Xunta apuesta por impulsar un turismo vinculado a la calidad y a la excelencia, así como a la profesionalización y a la mejora de la competitividad del sector favoreciendo que los viajeros queden más tiempo en la Comunidad, realicen un mayor gasto y generen más riqueza.

turismofobia2

Generar un mayor gasto es uno de los motivos por los que un sector (que algunos califican de “integrista”) de defensores del Camino claman por lo que entienden que es una perversión del sentido histórico y espiritual de las rutas jacobeas. Desde la Consellería de Cultura e Turismo (responsable del Xacobeo), uno de sus portavoces lo niega: “El peregrino fue siempre, desde el siglo IX, una fuente de ingresos para las localidades por donde pasaba, y lo sigue siendo, pero ese no es nuestro objetivo”. Y añade: “Ese peregrino quiere volver a Galicia, y así lo indica el 95% de los encuestados por la Universidad de Santiago, y por supuesto que estamos encantados de que ese turista gaste cuanto más mejor”.

En esa misma línea se manifiesta Manuel Mirás, alcalde del municipio coruñés de Oroso y vicepresidente ejecutivo de la FEGAMP l/la federación de ayuntamientos de Galicia): “Al peregrino hay que atenderlo, mimarlo, que vea que es bien recibido, y si luego vuelve a cualquier concello como turista y come y duerme entre nosotros, estupendo, ¿por qué no?”.

Escribe un comentario


*

Other News