La pasión por descifrar: “Virgen del Camino, en-clave de misterios”

20/09/2017 10:34

virgen1

El libro Virgen del Camino, en-clave de misterios es un ejercicio de inteligencia emocional. Narra el gozo intelectual y estético que se experimenta al descubrir las claves de una obra de arte y el placer de compartir ese descubrimiento con los demás. Gozo aplicado a los contenidos del prodigioso Santuario de la Virgen del Camino de León. Nadie valora aquello que no comprende, por lo que el autor da a conocer de forma clara, pedagógica y exhaustiva, la obra sublime de cuatro grandes artistas.
El libro pretende ayudar a comprender una obra maestra en el Camino de Santiago. El santuario-basílica empezó desconcertando a la opinión pública. Según pasa el tiempo, va ganando prestigio y admiración. El libro, aunque también, es más que una guía turística o un compendio de arte: es una guía espiritual entre la sintonía del autor y las coordenadas intelectuales que hicieron posible la construcción de la obra. El lector se contagia de la misma emoción e idéntico goce estético.

Casi 60 años después de su construcción, la Virgen del Camino es una obra incomprendida para gran parte del público. En la diversidad de estilos artísticos que es el Camino de Santiago todavía aparece como un forastero. En realidad es una obra pionera de nuevos tiempos y de planteamientos inéditos: Francisco Coello de Portugal, Josep Maria Subirachs, Albert Rèfols Casamada y Domingo Iturgáiz aportaron al Camino de Santiago la única contribución de las vanguardias artísticas españolas de mediados del siglo XX, con tanta genialidad creativa como las aportaciones más descollantes de siglos anteriores.

Desde el punto de vista artístico, la Virgen del Camino es un producto pionero de su tiempo cultural; desde el punto de vista religioso, evidencia postulados inéditos, como los de la nouvelle teologie que desembocó en el Concilio Vaticano II. Este maridaje de arte grande y espiritualidad auténtica lo conforman como uno de los primeros exponentes de las nuevas aspiraciones ecuménicas y de los movimientos intelectuales “de encuentro, diálogo y reconciliación” del siglo XX.

La ambivalencia “enclave” y “en clave de” remite al Santuario como residencia de los principales misterios del cristianismo y también al libro de Isidro Cicero como herramienta de interpretación.

EL GRAN TEMA

El libro descubre las profundas reflexiones sobre la vida y la muerte que hay en el santuario. Los artistas gustaban del juego de las antítesis y dicotomías. No la hay mayor que la tensión entre la muerte y la pervivencia humanas. Globalmente fue concebido por el arquitecto como una gran Sepultura a la orilla de la carretera; Isidro Cicero lo describe como “un tetrabrik teológico” lleno de simbolismos. Coello y sus colaboradores consiguieron crear en su interior un ámbito hondamente espiritual de una belleza sencilla y casi inefable cuyo centro es la Virgen del Camino en su antiguo retablo.

EL RELATO

Da comienzo el día de San Froilán de 1890. Un niño de seis años, huérfano de madre, arrodillado delante de la Virgen del Camino oyó unas palabras que se le grabaron a fuego: “Cuida tú de este pequeño sin madre, Virgen del Camino, que solo te va a tener a ti”. Andando los años, aquel niño fue el magnate  Pablo Díez quien hizo realidad el sueño de ofrecerle a la Virgen del Camino y a León una obra maestra única.

El texto está protagonizado por seis peregrinos, de distintas edades, y procedencias, que coinciden un día en el Santuario. Fascinados, saborean con meticulosidad todos los detalles. Descubren los significados más recónditos y los enigmas con los que se expresaron los artistas vanguardistas. Hallan debajo de sus formas revolucionarias, un templo tradicional en el que no falta ni sobra ninguno de los elementos de cualquier iglesia. Comprenden que lo tradicional se expresa aquí con lenguajes inéditos.

REFERENTES MAYORES

“Todo leonés”, dijo una vez Pablo Díez, “lleva dentro una fibra que vibra cuando oye pronunciar las palabras “Virgen del Camino”.

La Virgen del Camino es la casa-cuna de varias generaciones de dominicos españoles.

El Camino de Santiago es un yacimiento de monumentos románicos, góticos, renacentistas, barrocos… Como parte de él, la Virgen del Camino es la única obra maestra representativa de la vanguardia artística española

El santuario supone una síntesis entre tradición y contemporaneidad.

Dedicado a la Virgen de los Dolores, acaba siendo todo un “centro de interpretación” monográfico sobre la antigua devoción del Rosario. A la vez encarna el pensamiento moderno que cuajó en el Concilio Vaticano II.

DON PABLO

El libro rememora la iniciativa del mecenas leonés Pablo Díez Fernández gran empresario y uno de los mayores magnates del mundo, cuyo producto más popular es la cerveza mexicana. Por su compromiso social y ético, destinó parte de su fortuna a labores sociales (una importante unidad sanitaria del Hospital Español de México, a construcción y dotación de colegios, residencias de ancianos y otras innumerables acciones sociales. Sus herederos han dado continuidad en muchos países, entre ellos España, a estos compromisos de responsabilidad social cooperativa, campo en el que siguen siendo un modelo.

LOS DOMINICOS

Pablo Díaz y el obispo de León Luis Almarcha confiaron a la Orden de Predicadores el Santuario de la Virgen del Camino, dándoles desde el principio a los dominicos la oportunidad de plasmar en la obra su propia concepción de la religiosidad. La orden dominicana respondió a esa confianza aportando lo mejor de su creatividad de entonces, que en aquellos momentos se estaba elaborando en los modernos institutos de filosofía, teología y teoría del arte europeos, particularmente Le Saulchoir y la revista L’Art Sacré en Francia.

EL AUTOR

Isidro Cicero es un veterano escritor, periodista y sociólogo cántabro, que precisamente inició su educación en el colegio de los dominicos de la Virgen del Camino en los años inaugurales del Santuario. Habiendo conocido y tratado a sus creadores, fue consciente desde niño del profundo reto que suponía aquella novedosa apuesta estética y nunca dejó de sentirse motivado por el análisis y la interpretación personal de esta magna obra vanguardista.

Autor con más de tres décadas dedicadas a la información y con responsabilidades en gabinetes de prensa institucionales. Algunos de sus libros, como Los que se echaron al monte, El Cariñoso, Vindio…, han alcanzado una notable difusión. El catedrático de Filología de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, el leonés Maximiano Trapero, destaca dos características principales en la literatura de Isidro Cicero: sensibilidad y dotes narrativas. “La sensibilidad”, dice el profesor, “se percibe en una escritura calmada y sin aspavientos; en su frase, aparentemente sencilla, de sujeto, verbo y predicado; en sus reflexiones originales, verdaderas y poéticas…”

En cuanto a la narrativa de Cicero, el profesor Trapero considera más valiosa literariamente en sus textos “la intriga, como se entiende en la teoría de la narratología, “estructura estilística del relato”. “Solo los buenos escritores, los buenos de verdad, saben hacerlo, incluso de una manera intuitiva y no reflexiva porque tienen ese don”.

OTROS DATOS

El libro es un trabajo de 200 páginas casi todas ilustradas con fotografías captadas a color en todos los rincones del santuario.

Contiene un breve glosario explicativo alfabético donde se ordenan los 140 símbolos y enigmas identificados en el Santuario y remitiendo al capítulo y página donde se describen.

La portada y otras composiciones plásticas son obra del ilustrador Jesús Herrero Marcos, técnico en arte y nuevas tecnologías del Ministerio de Cultura, al que donó su fototeca de 45.000 imágenes, además de fotógrafo de monumentos artísticos y autor de varios libros divulgativos sobre simbolismos románicos y medievales.

El Premio Nacional y Premio Iberoamericano de Ilustración, licenciado en Bellas Artes por la Escuela Superior de San Fernando de Madrid, Francisco Javier Serrano Pérez enriquece el contenido del libro con un dibujo creado expresamente para la ocasión: una reinterpretación de la talla de la Virgen del Camino, que supone una reflexión personal de gran fuerza sobre la humanidad y la naturaleza como víctimas gratuitas.

Las fotografías pertenecen a notables profesionales como Pablo Hojas, Javier del Vigo, Jesús Herrero y Antonio Barreñada. En concreto Pablo Hojas (1947) es Premio de Fotografía José Estrañi. Ha trabajado para EFE, El País, el País Semanal, La Vanguardia, Diario 16, el Diario Montañés, ABC, La Stampa, Cambio 16, Tiempo, Life, Stern, Conocer, Kult, Newsweek, Le Figaro, The New York Times, RTVE , fotógrafo oficial de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, entre otros muchos medios.

La maquetación corrió a cargo del periodista leonés Lalo F. Mayo, quien ejerció su profesión en La Voz de Galicia hasta su jubilación. Mayo determinó los aspectos formales y de calidad material de la obra en lo relativo al formato, la distribución de textos y gráficos y la tipografía.

Contiene un prólogo del Padre Provincial de los Dominicos de Hispania, fray Jesús Díaz Sariego. Y un estudio prólogo del filólogo leonés Maximiano Trapero, profesor emérito y catedrático de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

Virgen del Camino: en-clave de misterios aparece también en otras tres versiones, inglés, francés y catalán a cargo de tres jóvenes filólogas especialistas en las distintas lenguas. La versión inglesa fue realizada por la filóloga Eva Lama; la francesa, por Carolina Carrizo y la catalana por Eva María González.

Se ha producido también un montaje audiovisual, con las fotografías del libro y otras no incluidas en el volumen impreso, realizado por Carlos Diez Jubete.

Para la mayor difusión del libro y del Santuario-Basílica, se pone en marcha la web: www.virgendelcaminoenclavedemisterios.com

EL EQUIPO

Daniel Orden, profesor de Filosofía, director de Instituto y alto inspector de Educación jubilado, coordinó un nutrido grupo interdisciplinar de artistas, profesionales de educación y otras áreas vinculados al autor por razones de amistad. Este equipo resultó imprescindible para el asesoramiento científico, técnico y literario, así como para todo el proceso de gestión de la edición del libro.

Los integrantes de este equipo son Fernando Alonso, Antonio Argüeso, Carlos Abad, Antonio Barreñada, Luis Carrizo, Julio Correas, Lalo F. Mayo, Jesús Herrero, David Hojas, Juan Manuel Díaz, María Martín, José Ignacio Manso, Raúl Orden, Javier Del Vigo, Andrés M. Trapiello, Enrique Muñiz, Rosario Rey, Carlos Sotres, Javier Serrano y Valentín Tascón. En este grupo predominan antiguos alumnos del colegio de la Virgen del Camino, hasta el punto de que el autor ha reconocido que en realidad su libro es “una obra colectiva”.

Escribe un comentario


*

Other News

  • Testimonios de peregrinos Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Señor de Montigny, Antoine de Lalaing fue caballero del Toisón de Oro y peregrinó a Santiago en el año 1501, según recoge la “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago”, editada por Bolanda. Y peregrinó durante el viaje que llevó a cabo a España acompañando a Felipe el Hermoso. Además, escribió sobre el Camino, y en su capítulo IX de su “Relación”, primer libro, dejó dicho que desde Burgos, donde la comitiva había sido recibida por todo lo alto, él y […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey, pasó a la historia jacobea porque se convirtió en el primer monarca que presentó la ofrenda nacional al Apóstol en un año santo. El calendario marcaba el 25 de julio de 1909, y aprovechó que se encontraba en Compostela para inaugurar una exposición regional gallega. Con él estaba el presidente del Gobierno, que a la sazón era Antonio Maura. El rey, que no tenía ni el mínimo interés en el mundo jacobeo, hizo un discurso […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos En recuerdo de Julio Aznar

    En recuerdo de Julio Aznar

    Fue hace tres años, en Agosto del 2012, cuando llegué a Huesca, en plena feria y fiestas de la ciudad en honor a su santo patrón San Lorenzo, llegué a dicho albergue por la tarde y se encontraba cerrado, pero había un cartel indicando los nombres a los que debía acudir en caso de que estuviera cerrado, de los tres nombres que se anunciaban el único que atendió mi llamada ese fue Julio, que además lo había pillado en la […]

    Leer más →