Foncebadón: Un hito del Camino y un proyecto con historia

15/10/2019 18:00

peregrino0

(Texto de Antolín de Cela Pérez)

Absorto en las torres de Rabanal del Camino y agonizando la tarde llega el peregrino a Foncebadón. Tejados de pizarra oxidada, piedra en los umbrales, viejas noblezas bajo el musgo, despoblamiento y desolación. Solo dos personas testifican el pulso de la vida entre soledades y rebaños. Pero a poco que el peregrino cierre los ojos y pasee por los goznes de las puertas se encontrará con la historia. En pleno puerto de montaña, como ocurrió en Roncesvalles, Arbas o Cebrero, el eremita Gancelmo fundó la Domus o Alberguería de San Salvador de Irago para pobres, enfermos y peregrinos, atendido por colaboradores y clérigos. Mitigando dolores y necesidades en lugar despoblado e inhóspito, entre condiciones climáticas adversas, la Alberguería de Foncebadón y su iglesia anexa cumplirán, de la mano de Gancelmo y sus colaboradores, una importante labor repobladora y hospitalaria.

Se comportará como un auténtico (¿hijo?) que hereda y ofrece cobijo, venta de lo que el peregrino hubiere menester, hospedaje, caridad con amplia acogida a “pauperes e peregrinos et omnes populatores” a quienes les acompaña el derecho de morada. Su fundación es anterior al 1072, gozando de los privilegios otorgados por Alfonso VI, Fernando II y doña Sancha.

De igual forma aparece en el mismo Foncebadón el hospicio fundado por Juan Estébanez, donado a la iglesia de Astorga en 1124.

Posteriormente los habitantes de Foncebadón y los pueblos limítrofes habrían de señalizar el Camino con altas estacas, a cambio de exención de tributos. Así la nieve abundante en invierno no amedrentaría los impulsos peregrinos por llegar a Santiago, evitando la pérdida o salida del Camino. Las campanas de la iglesia fundada por Gancelmo tañían en anochecer avisando, como un faro que cabalga entre las sierras maragatas y bercianas, a peregrinos perdidos.

Un progreso mal entendido y a veces deshumanizante ha borrado las gentes de Foncebadón con toda su historia. Hoy, cuando por las venas del Camino Francés a Santiago parece navegar un renacimiento de sangre nueva, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en el Bierzo estudia un ambicioso proyecto que haga revivir la memoria de Gancelmo en favor de los peregrinos: la construcción de una alberguería, la restauración de su iglesia y sus campanas y la salvación de todo el hábitat de la localidad. Un maravilloso y ambicioso proyecto para una de las jornadas más duras e inhóspitas de la peregrinación junto a la “Cruz de Ferro” de los Caminos.

foncebadon

Escribe un comentario


*

Other News

  • Testimonios de peregrinos Diego Guzmán, peregrino en 1610 (I)

    Diego Guzmán, peregrino en 1610 (I)

    El diario de Diego de Guzmán fue estudiado y publicado por Julio Vázquez Castro, y salió a la luz de manos de la Alvarellos Editora y de la Xunta de Galicia. De él recogemos estos párrafos. Únicamente se reproducen los que se refieren a la peregrinación en sí, comenzada el 19 de septiembre de 1601, domingo. Jornada que hizo don Diego de Guzmán, limosnero y capellán mayor de sus magestades en su nombre a la Santa Iglesia del Señor Santiago de Galiçia a visitar […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Señor de Montigny, Antoine de Lalaing fue caballero del Toisón de Oro y peregrinó a Santiago en el año 1501, según recoge la “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago”, editada por Bolanda. Y peregrinó durante el viaje que llevó a cabo a España acompañando a Felipe el Hermoso. Además, escribió sobre el Camino, y en su capítulo IX de su “Relación”, primer libro, dejó dicho que desde Burgos, donde la comitiva había sido recibida por todo lo alto, él y […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey, pasó a la historia jacobea porque se convirtió en el primer monarca que presentó la ofrenda nacional al Apóstol en un año santo. El calendario marcaba el 25 de julio de 1909, y aprovechó que se encontraba en Compostela para inaugurar una exposición regional gallega. Con él estaba el presidente del Gobierno, que a la sazón era Antonio Maura. El rey, que no tenía ni el mínimo interés en el mundo jacobeo, hizo un discurso […]

    Leer más →