El Camino Inglés, vecino del parque natural de las Fragas do Eume

06/06/2015 16:45

p1

El Camino Inglés tiene dos puntos de comienzo: la ría de Ferrol y la ría de A Coruña. El ramal que nace en la de Ferrol permite al peregrino pasar bordeando las Fragas do Eume, hoy un parque natural que, además, es el último bosque autóctono que queda en toda la Europa atlántica. Un bosque que ha sufrido en el pasado un incendio de gran impacto en la opinión pública, aunque en realidad sólo afectó a un poco menos del 4% de la superficie. Esa preocupación era, a su vez, una muestra de la gran importancia que los gallegos dan a las fragas. La generosidad de la naturaleza y las medidas que rápidamente adoptó la Xunta de Galicia han hecho que hoy en día el parque natural se haya recuperado. El peregrino haría bien en desviarse para conocerlo.

p2

Las Fragas do Eume tienen dos partes bien diferenciadas: la alta y la baja. Es mucho más conocida esta última, cuando el río Eume emprende sus últimos kilómetros, ancho, de abundante caudal incluso en verano y con un punto de atención que lo convierten en un punto de visita obligado: el monasterio de Caaveiro (en las fotos inferiores), rehabilitado por la diputación de A Coruña pero sin reconstruirlo, para que se pudiera ver tal cual, con las huellas del paso del tiempo. Un gran experimento arquitectónico y estético en el cual cada ventana del cenobio se ha convertido en un cuadro sobre la naturaleza.

p3

En total, cinco ayuntamientos conforman el parque natural, que ofrecen al visitante 9.126 hectáreas de macizos forestales muy diversos. Así, en las riberas de los ríos los bosques de ribera son densos y esplendorosos, tan tupidos que excepto por las rutas de senderismo resulta imposible pasar en muchos lugares, sobre todo por la margen derecha del río Eume. Ahí están alisos y chopos, helechos (una especie es endémica de aquí junto con… ¡Algeciras!) y musgos, así como dos especies de narcisos consideradas raras por los botánicos. A medida que se asciende por laderas imposibles el teórico visitante se encontraría carballos, el roble gallego, que es la especie más típica de las Fragas do Eume.

De ello cabe deducir que es la flora la joya de las fragas, pero también la fauna presume de interés: desde anfibios y reptiles como la salamandra rabilonga hasta el lobo y el gato montes. En el aire, aves de rapiña. En la memoria, el oso.

p5

p4

 

 

Escribe un comentario


*

Other News

  • Testimonios de peregrinos Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Señor de Montigny, Antoine de Lalaing fue caballero del Toisón de Oro y peregrinó a Santiago en el año 1501, según recoge la “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago”, editada por Bolanda. Y peregrinó durante el viaje que llevó a cabo a España acompañando a Felipe el Hermoso. Además, escribió sobre el Camino, y en su capítulo IX de su “Relación”, primer libro, dejó dicho que desde Burgos, donde la comitiva había sido recibida por todo lo alto, él y […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey, pasó a la historia jacobea porque se convirtió en el primer monarca que presentó la ofrenda nacional al Apóstol en un año santo. El calendario marcaba el 25 de julio de 1909, y aprovechó que se encontraba en Compostela para inaugurar una exposición regional gallega. Con él estaba el presidente del Gobierno, que a la sazón era Antonio Maura. El rey, que no tenía ni el mínimo interés en el mundo jacobeo, hizo un discurso […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos En recuerdo de Julio Aznar

    En recuerdo de Julio Aznar

    Fue hace tres años, en Agosto del 2012, cuando llegué a Huesca, en plena feria y fiestas de la ciudad en honor a su santo patrón San Lorenzo, llegué a dicho albergue por la tarde y se encontraba cerrado, pero había un cartel indicando los nombres a los que debía acudir en caso de que estuviera cerrado, de los tres nombres que se anunciaban el único que atendió mi llamada ese fue Julio, que además lo había pillado en la […]

    Leer más →