El Camino Francés que a principios del siglo XX recorrió Ángel del Castillo

02/07/2019 9:57

ac2

Así, tanto los reyes de Navarra como los de Castilla y León procuraron siempre favorecer y ayudarles, fomentando de esta manera las peregrinaciones, hasta el extremo de que Alfonso VI suprimió en 1072 el portazgo que había a la entrada del antiguo reino de Galicia; los caballeros de Santiago, entre otras órdenes caballeresco religiosas, las amparaban y protegían; y la iglesia de Santiago sostenía casas dentro y fuera de España, sobre todo en Compostela, donde ya en el última mitad del siglo IX se levantaba el hospital llamado episcopal, más tarde restaurado por Gelmírez, y posteriormente, en 1061, D. Fernando I fundaba una hospedería, y a últimos del siglo XXV, cuando se empezó a construir el hospital Real que hoy existe, había, en otros hospitales, los de Jerusalén, San Fiz, Episcopal y San Miguel.

Punto de partida del camino, como obligado reposo antes de remontar la encumbrada sierra del Cebrero, era Villafranca del Bierzo, población situada en el llano a unos 510 metros sobre el nivel del mar, en la cual entraba el camino por donde aun se conserva la curiosa y antigua iglesia de Santiago, románica, del siglo XII, y cerca de la cual había un hospital de peregrinos, hoy desaparecido, y una ermita de San Lázaro, cortada por la carretera que Carlos III construyó casi continuamente en esta comarca, sobre el camino francés.

A partir de Villafranca y en busca del Portus Montis Cebruarii, a 1293 metros sobre el mar, va la vía por la margen izquierda del río Valcárcel, derecha según se sale; sube por una continua pendiente, encajonada entre ásperas y abruptas montañas y al abrigo de los vientos fríos del Norte; entra en la Galicia de entonces, que comenzaba en los montes de Valcárcel, entre el Burbia y el Balcoa; se acerca a Castrum Sarracenicum (Vega del Valcárcel) antigua merindad cuyo gobernador era nombrado por el marqués de Villafranca, pasando entre el castillo de Sarracín, que aun se conserva en ruinas; y el de Ancares, donde hoy solo se ven los vestigios del Castro da Veiga: atraviesa el río por Ruitelán, donde deja a la actual carretera que sigue a Piedrafita; bordeando la orilla del río, sigue por las ferrerías de Valcárcel, donde había antiguamente un hospital, tal vez el que figura en la Bula de Alejandro III (siglo XII), como posesión de gentes inglesas; desde el valle “Cárceris” como se le llama en documento de 1178, el camino, que aun hoy se conserva y utiliza, se hace empinadísimo, pues tiene que subir en apenas 8 kilómetros más de 600 metros; trepa por los riscos del monte “Cubruaruii” (Cebrero) en trabajosísima pendiente, sube por la Faba, atraviesa por Lagúa de Castilla, pasa por donde estaba la ermita de los Santiago, de la que no queda ya más que el recuerdo, remonta la cumbre y llega por fin al Real Hospital y Priorato de Santa María del Cebrero, lugar el más alto del Camino en el trozo que describimos, donde los peregrinos encontraban el más necesitado, acaso, de los albergues, y uno de los más importantes de toda la vía, no sólo por su situación y amplitud, sino también por guardar entre sus naves el Santo Milagro o leyenda del Santo Grial.

ac1

Escribe un comentario


*

Other News

  • Testimonios de peregrinos Diego Guzmán, peregrino en 1610 (I)

    Diego Guzmán, peregrino en 1610 (I)

    El diario de Diego de Guzmán fue estudiado y publicado por Julio Vázquez Castro, y salió a la luz de manos de la Alvarellos Editora y de la Xunta de Galicia. De él recogemos estos párrafos. Únicamente se reproducen los que se refieren a la peregrinación en sí, comenzada el 19 de septiembre de 1601, domingo. Jornada que hizo don Diego de Guzmán, limosnero y capellán mayor de sus magestades en su nombre a la Santa Iglesia del Señor Santiago de Galiçia a visitar […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Señor de Montigny, Antoine de Lalaing fue caballero del Toisón de Oro y peregrinó a Santiago en el año 1501, según recoge la “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago”, editada por Bolanda. Y peregrinó durante el viaje que llevó a cabo a España acompañando a Felipe el Hermoso. Además, escribió sobre el Camino, y en su capítulo IX de su “Relación”, primer libro, dejó dicho que desde Burgos, donde la comitiva había sido recibida por todo lo alto, él y […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey, pasó a la historia jacobea porque se convirtió en el primer monarca que presentó la ofrenda nacional al Apóstol en un año santo. El calendario marcaba el 25 de julio de 1909, y aprovechó que se encontraba en Compostela para inaugurar una exposición regional gallega. Con él estaba el presidente del Gobierno, que a la sazón era Antonio Maura. El rey, que no tenía ni el mínimo interés en el mundo jacobeo, hizo un discurso […]

    Leer más →