As Eiras, entre Fisterra y Muxía, una pensión con encanto y albergue

22/09/2018 19:29

a1

La Prolongación a Fisterra y Muxía implicó diseñar una ruta históricamente falsa pero paisajísticamente impresionante entre esas dos localidades coruñesas situadas en la llamada Costa da Morte. Un itinerario que se puede hacer sin problemas en un día pero que muchos peregrinos prefieren hacer en dos, con casi 13 km cada una de esas jornadas. El punte intermedio es la única localidad digna de tal nombre, y desde luego el único centro de población donde se pueden encontrar servicios hosteleros: Lires. Y el Camino conduce a su punto central, que no es otro que As Eiras, un establecimiento que puede definirse en justicia como una pensión con encanto y con personalidad en los cuartos. Ofrece también un albergue para peregrinos. Y, claro está, tiene bar y restaurante, este último remodelado por completo no hace muchos meses.

Ensaladas, sandwiches y bocadillos salen a todas horas al propio bar o a la terraza, desde donde se divisa el Atlántico, en estos pagos por lo general escasamente tranquilo. Pero sin duda su comedor es el sancta santorum del establecimiento. Con Lita -el alma mater- en los fogones, la carta es muy variada, y junto a lo que se puede encontrar en casi todas partes (tipo chuleta o similar), destacan sobre todo los mariscos y los pescados.

As Eiras es el típico sitio al que no se puede ir pensando “voy a tomar una centolla” o “hoy me toca merluza”. Porque va a haber lo que se acaba de coger en el mar: una lubina, dos sargos, un kilo de percebes, un abadejo… Y eso es lo que hay, A la espalda es una de las especialidades de la casa.

Lo que prácticamente nunca faltan son las almejas. La preparación es una obra de arte de la casa.

A la hora de pagar, precios tirando a bajos. La amabilidad de la familia -este es un lugar familiar- completa el cuadro.

a2

 

Escribe un comentario


*

Other News

  • Testimonios de peregrinos Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Antoine de Lalaing, un auténtico notario de su peregrinación a Santiago de Compostela en el año 1501

    Señor de Montigny, Antoine de Lalaing fue caballero del Toisón de Oro y peregrinó a Santiago en el año 1501, según recoge la “Gran Enciclopedia del Camino de Santiago”, editada por Bolanda. Y peregrinó durante el viaje que llevó a cabo a España acompañando a Felipe el Hermoso. Además, escribió sobre el Camino, y en su capítulo IX de su “Relación”, primer libro, dejó dicho que desde Burgos, donde la comitiva había sido recibida por todo lo alto, él y […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Del discurso vacuo de Alfonso XIII al impulso de Juan Carlos I

    Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey, pasó a la historia jacobea porque se convirtió en el primer monarca que presentó la ofrenda nacional al Apóstol en un año santo. El calendario marcaba el 25 de julio de 1909, y aprovechó que se encontraba en Compostela para inaugurar una exposición regional gallega. Con él estaba el presidente del Gobierno, que a la sazón era Antonio Maura. El rey, que no tenía ni el mínimo interés en el mundo jacobeo, hizo un discurso […]

    Leer más →
  • Testimonios de peregrinos En recuerdo de Julio Aznar

    En recuerdo de Julio Aznar

    Fue hace tres años, en Agosto del 2012, cuando llegué a Huesca, en plena feria y fiestas de la ciudad en honor a su santo patrón San Lorenzo, llegué a dicho albergue por la tarde y se encontraba cerrado, pero había un cartel indicando los nombres a los que debía acudir en caso de que estuviera cerrado, de los tres nombres que se anunciaban el único que atendió mi llamada ese fue Julio, que además lo había pillado en la […]

    Leer más →