As Eiras, entre Fisterra y Muxía, una pensión con encanto y albergue

22/09/2018 19:29

a1

La Prolongación a Fisterra y Muxía implicó diseñar una ruta históricamente falsa pero paisajísticamente impresionante entre esas dos localidades coruñesas situadas en la llamada Costa da Morte. Un itinerario que se puede hacer sin problemas en un día pero que muchos peregrinos prefieren hacer en dos, con casi 13 km cada una de esas jornadas. El punte intermedio es la única localidad digna de tal nombre, y desde luego el único centro de población donde se pueden encontrar servicios hosteleros: Lires. Y el Camino conduce a su punto central, que no es otro que As Eiras, un establecimiento que puede definirse en justicia como una pensión con encanto y con personalidad en los cuartos. Ofrece también un albergue para peregrinos. Y, claro está, tiene bar y restaurante, este último remodelado por completo no hace muchos meses.

Ensaladas, sandwiches y bocadillos salen a todas horas al propio bar o a la terraza, desde donde se divisa el Atlántico, en estos pagos por lo general escasamente tranquilo. Pero sin duda su comedor es el sancta santorum del establecimiento. Con Lita -el alma mater- en los fogones, la carta es muy variada, y junto a lo que se puede encontrar en casi todas partes (tipo chuleta o similar), destacan sobre todo los mariscos y los pescados.

As Eiras es el típico sitio al que no se puede ir pensando «voy a tomar una centolla» o «hoy me toca merluza». Porque va a haber lo que se acaba de coger en el mar: una lubina, dos sargos, un kilo de percebes, un abadejo… Y eso es lo que hay, A la espalda es una de las especialidades de la casa.

Lo que prácticamente nunca faltan son las almejas. La preparación es una obra de arte de la casa.

A la hora de pagar, precios tirando a bajos. La amabilidad de la familia -este es un lugar familiar- completa el cuadro.

a2

 

Escribe un comentario


*

Other News